domingo, 6 de enero de 2013

Noche de cuento dia de parque

Una noche más, un año más. Miles de niños en todas las ciudades esperando con los puños cerraos, con los ojos abiertos la llegada de sus majestades. Una noche donde el frío se aguanta sin problema, el sueño se aparca y el hambre parece no llegar. Donde la ilusión gana al cansancio, donde la inocencia gana a la ciencia, donde nos gustaría volver. Creer en el misticismo de unos personajes que ataviados con ropas vistosas y grandes séquitos nos enseñan a soñar. No es el momento de hablar  de sus aires de grandeza, de su poder adquisitivo, de esperar que alguien de fuera nos ayude, NO. Es el momento de volver, como cada año, en creer en algo, es el momento de volver a sentirse niño, de aparcar toda preocupación y todo problema y por un momento sentirse niño, dejarse pringar por la ilusión de los mas pequeños, tirar confeti y serpentinas y porque no recibir algún caramelo de los cientos de personas que acompañan a los portadores de ilusión. Ilusión que comparten grandes y pequeños, en mayor o menor medida todos esperan con ganas la llegada de un nuevo dí"Espera mi llegada con la primera luz del quinto día. Al alba, mira al este."  Una  gran frase..... que no hace del todo justicia con el dia pero, me gusta y me apetecia ponerla.

Y si llega un nuevo día. Con el recuerdo todavía de la noche anterior, algún resto de confeti todavía en la ropa, en el pelo, con el corazón a mil por hora y por una vez con ganas de meterse en la cama pensando que ellos vendrán a llenarnos de ilusión, nos despertamos. Y de nuevo esos ojitos vivarachos y un dulce sonido a papel roto. Regaloooos, Siiii la magia volvió a llegar a casa, ellos han cumplido, quizás alguno de los regalos que pedí se lo dieron a otros niños que estaban malitos o tal vez no me porté todo lo bien que debería, pero.... regalooos. Un coche, una muñeca, quizás una bicicleta y en algunas casa algo más sofisticado como un ordenador o una consola. Una mañana demasiado corta para poder facer todo lo que tenemos pendiente. Debemos abrir los regalos y como no jugar a tope con ellos, debemos comer un trozo de roscón de reyes (como no) deseando que nos toque la figurita y ponernos por un dia esa corona de "Rey".  Jugar con los regalos y porque no comer otru trocín de roscón a ver si nos sal la figurita, que si nos sal la faba pues nada media vuelta al roscón y la colamos en otru lao sin que nadie se entere. Y sin tiempo pa más es hora de mirar por la ventana. Si las calles ya tan puestas y fae un día bueno...... es la hora. La hora de bajar al parque y disfrutar de nuestros regalos, de compartir con otros niños lo que nos dejó ese grupo de seres de cuento. Es la hora de seguir disfrutando de las risas, las carreras y esas conversaciones tan "cultas" de los niños. Es hora de volver a impregnarse de todo ese aroma de inocencia y despreocupación. 


Y ustedes me dirán si solo es día para los más peques de la casa. Si, pero como buenos adultos que somos y como nos gusta poco la fiesta y los regalos nos vemos inversos en su mundo y si bien no bajamos al parque a correr, si que rompemos el papel como llevamos faciendo toa la vida, esperando con ilusión esi regalin deseado. Ya no serán coches ni muñecas, bueno o si. Algunos tendremos jueguecitos de mesa, peliculas, ropa y algún libro que otro, o comic. Como no comeremos un gran trocin de roscón de reyes y como no como se descuiden y me toque la faba.... bien sabe Cthulhu que vuelve pal roscón.


Espero que todos halláis sido buenos y tengáis vuestros regalos. Algunos los recibiríais antes de tiempo....más tiempo pa poder disfrutar de ellos, otros se os retrasaran un poquitin,..... mala suerte, ye ke el paquete cayose al subir por el Pajares, fueron ahora a por el. Mención especial a todos aquellos regalinos que tan fechos de formal artesanal y que a parte de tener un regalo tienes en tu manos un trocín de ilusión y de cariño. 

Espero que todos hayais sido buenos. Yo por lo que veo si....

No hay comentarios: